Steven Wilson en Chile

¿Qué es realmente nuestra nueva sala Monitor Room?
22 marzo, 2018
“AMC Funk” brilló en el escenario de la Batuta
19 junio, 2018

Steven Wilson en Chile

El británico Steven Wilson visitó nuestro país en el marco de los 10 años de “Santiago Fusión”, momento preciso para deleitar a todos con los éxitos ya conocidos y ‘To The Bone’ (2017) su última producción, que contiene el single “Nowhere Now”, video clip íntegramente rodado en el desierto de Atacama.

Steven Wilson una vez más en Chile, Teatro Caupolicán casi lleno. El escenario tenía un telón semitransparente y un proyector de alta resolución que dio partida al show con visuales de fotografías. Sumémosle una música de fondo con la inconfundible “No-man”. Incidental y perfecta para esta introducción. Nos encontramos a escasos centímetros de las escaleras centrales de la platea alta. Arriba estaba reventado de gente. Justo tras nosotros, un parlante nos hizo notar que el show tendría a lo menos mezcla 5.1; doble estrella.

Partió fuerte. La banda sonando en alto volumen de guitarras y teclados, por detrás el bajo y la batería muy típico de este teatro. En la ubicación preferencial, esa que es organizada por asientos numerados, debe haberse escuchado exquisito. Los coros y uno que otro solo salían por la instalación satelital de parlantes, que nos daba una sensación a veces agradable y a otras molesta porque lo teníamos literalmente en la nuca.

Viajamos por todo el espectro de capacidades compositoras de este personaje. Cambios instrumentalmente agradables, solos muy acertados, evocativos, clásicos, bien desarrollados. Pasajes con emociones dirigidas bien logradas y variados estilos. El rock progresivo es la columna vertebral en este encuentro. Desde ahí viajamos fluído y sorprendidos por el metal, jazz, latin fusión, disco, pop y baladas rock que tanto a los novicios de su trabajo como a los fans acérrimos nos sorprendió y agradó.

Hubo momentos de banda y otros momentos audiovisuales en que la música en vivo era seguida a pulso perfecto por el videoclip. Como si Wilson y su director fueran amigos de infancia, ya que las propuestas artísticas del video eran totalmente una maravilla con cada canción. Y qué decir del iluminador, otro seco, cada movimiento, cada momento, cada beat encajaba quirúrgicamente con cada frase musical.

Video por Gabriel Diéguez, acérrimo de Lagarto.

“Hubo momentos de banda y otros momentos audiovisuales en que la música en vivo era seguida a pulso perfecto por el videoclip. Como si Wilson y su director fueran amigos de infancia, ya que las propuestas artísticas del video eran totalmente una maravilla con cada canción”.


Break de 15 minutos para 3 horas exactas de principio a fin. “Lazarus” fue recibida por un brillo intenso en los ojos de los asistentes. Momento hermoso, solemne, bello y sentimental, todos cantamos a coro, él lo permitió también. Uno de los mejores momentos de los conciertos en los que he estado.

El show finalmente se dividió en la muestra de su último disco, algunos clásicos en guitarra acústica y piano, otros a banda completa. Sonido parejo, buenas ejecuciones por parte de todos los músicos, diálogos con el público acertados y divertidos, y un mensaje final que quiero replicar acá: “Cuidemos el planeta que es el último que tenemos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *