Lagarto es un lugar de encuentro que posee una serie de servicios. La importancia de este espacio radica en la cercanía con el público y la audiencia, característica que define las relaciones que Lagarto construye. Este es el punto de inicio de todas las acciones de Lagarto, fundando sus principios en la honestidad, empatía y amistad. Desde dentro se plantea como un espacio que brinda servicios con la tranquilidad del “saber hacer” (de músicos para músicos) y hacia fuera se proyecta como un modelo basado en el “saber hacer” que acoge a todos quienes sientan el llamado Lagarto.

Misión: Congregar y profesionalizar la escena musical chilena, brindando un espacio de encuentro y educación. Vinculando la disciplina de la música profesional, a personas con inquietudes por este ámbito cultural, fomentando la valoración de las relaciones solidarias, la identidad artística , la gestión de la industria y el desarrollo de la producción musical.

Visión: Convertirse en un actor relevante en la escena musical chilena capaz de vincular y articular una red empática y colaborativa de artistas, caracterizados por la disciplina y el respeto propio, sobre sus colegas, y su entorno.

HISTORIA

Desde los inicios, en el año 2009 nos llamamos LAGARTO, quizás por nuestra relación con el rock & roll. Partimos con la idea de una productora. Un año después y motivados por nuestra formación musical nos juntamos con Miguel para darle vida al arriendo de Salas de Ensayo.

Empezamos a buscar casonas por Ñuñoa y acá llegamos. Nos encantó el lugar y visualizamos de inmediato las Salas. Tuvimos una inversión y paramos 3 salas de ensayo con dos amplificadores de guitarra, bajo y un sistema vocal y la remodelación acústica. No teníamos un norte tan definido, sólo un modelo de vida de músicos y el compañerismo.

Trabajábamos de lunes a lunes. Teníamos un estudio de grabación bien amateur, pero que se movía harto.Íbamos viento en popa. Conocimos a muchos artistas a través de fondos a los que postulamos; Los Jaivas, Fulano, Congreso, etc. Todos ellos tenían la humildad de poder entablar una conversación directa y honesta con nosotros. Con esto, descubrimos que “nadie está tan lejos”.

EL INCENDIO

Creo que el olor a humo nos duró 5 meses. Estuvimos barriendo la misma tierra por tres meses. Tuvimos que pelear frente a la adversidad. Trabajar esos días fue terrible. Llegabas a tu pega y te daban ganas de no estar ahí. Tuvimos que conseguirnos créditos, mover cosas, plata por acá y por allá. Con esto nos armamos como equipo. Ha sido difícil pero hermoso.

Amistad, familia, entendimiento, cariño y mucho trabajo es lo que nos ha caracterizado, tenemos un equipo eficiente, romántico y con ganas que esto surgiera. Cuando empezamos a limpiarnos un poco, pudimos ver un futuro distinto: Había que arreglar lo que había y proyectarlo de una manera distinta. En esto, nos fuimos dando cuenta del apoyo de las bandas, de los colegas de la música. Hasta ese momento no habíamos dimensionado lo que somos.

 
SOMOS PROTAGONISTAS:

Nuestro objetivo es profesionalizar la escena musical con mucho trabajo. Por aquí pasan más de 600 personas en un mes. A raíz de las dificultades y desde el apoyo, nos dimos cuenta que podemos cambiar el mundo musical santiaguino, que tiene buenas y malas costumbres. Queremos potenciar las buenas y sacar las malas. Nuestro objetivo es profesionalizar la escena musical con mucho trabajo y una oferta de herramientas e información; Estudio de grabación, Cafetería, Artículos y accesorios, Biblioteca, Informaciones sobre tocatas y talleres y vinculación. Queremos desarrollar una comunidad entre las bandas, ciclos acústicos, registro audiovisual, etc