Steven Wilson en Chile
30 mayo, 2018
Los Peores de Chile, Aguaturbia y el Cruce, encabezan la celebración de 8 años de rock independiente
6 septiembre, 2018

“AMC Funk” brilló en el escenario de la Batuta

Con 11 músicos en escena, comenzó la presentación AMC Funk, banda nacional que hace 4 años lleva el estilo funk a los oídos santiaguinos. Potencia, ritmo y variados arreglos, dieron el inicio a un show que mantuvo la energía arriba y destacó por la entrega en casi una hora de concierto.

          Intro correctamente construida. Primeros acordes y el público se movilizó rápidamente hasta la pista. Poco a poco pudimos ir reconociendo y personificando la propuesta musical. Mc (Felipe Bigda), cantante (Diego Saez) y DJ Angel Candia Scratch tomando posiciones. Todo hace presagiar que la fiesta es segura.

               Tres golpes del batero (Sebastián Lifschitz) y “Espérate no más” engancha a toda la banda. El pulso conversa con el bajo (Mathias Gantz) y ambos construyen la plataforma groove, reconocible en todo el espectáculo. Guitarra brillante (Cristóbal Garcés), delicadamente colocada en un sinfín de elementos del funky donde el electric piano (Raimundo Barría) se abre paso y marca pauta apoyando la propuesta de arreglos.

         Trombón (Mathias Riquelme), trompeta (Gonzalo Cuadra) y saxofón (Felipe Zurita) componen el potente bloque americano que pitió las “otras” canciones con ritmos conocidos perfectamente entonados. El set percusivo a cargo de Cesar Valdenegro, empuja a la banda con esa latinidad característica, formando una propuesta full urbana, pero con la cadencia de la música negra.

             Canción instrumental. Cantante y MC abandonan el escenario. Potencia, carácter y agudeza es lo que suena. El público recibe toda la descarga. La canción se sostiene y encanta. Quizás un par de solos no vendrían mal. Nuevamente MC y compañía reaparecen. La banda explota. Todo ronca, todo grita y todo se entiende.

          “Sácate uno” sátira a la “Chica de Humo” de Emmanuel, coro marihuanísticamente entonado por todos. Se muestran pasos de baile, coreografía y organización. Todos gozan y bailan. La banda interpreta y comunica de manera fluida su instrumento. La elección del vestuario y cómo todo conduce a un buen espectáculo, pone a AMC Funk en un nivel distinto. Por ahí una propuesta coral vendría excelente para colorear aún más la banda funketa, potenciando frases e intenciones vocales. Show enérgico y potente; el mensaje es que desde ese logro se continúe el trabajo hacia otros horizontes interpretativos: más entrega y aún más funky.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *